Entrevista a Robin Goldstein, autor de la guía 'The Wine Trial'


¿Qué motivos le llevaron a realizar un trabajo como The Wine Trial?
Una de las razones es que hay demasiada información sobre vinos caros en Estados Unidos. Las revistas del sector del vino, la publicidad y los reportajes que editan están verdaderamente enfocadas a los vinos caros. Creo que esto está cambiando y cada vez hay más y más gente está descubriendo vinos económicos.

95% de lo escrito sobre el vino y de las críticas que se publican hablan solo sobre un 5% del vino que se está consumiendo en el mercado. Ese 5% de vino, en el que sólo unos poco consumidores están interesados, cuestan más de 100 dólares, cuando la mayor parte de los vinos que se venden en Estados Unidos cuestan una media de entre 6 y 7 dólares.

¿Cuáles han sido sus conclusiones?
Según los experimentos que hemos podido evaluar, mediante la cata a ciega y otros procedimientos, hemos obtenido resultados que verifican un mayor placer en la degustación de vinos más baratos respecto a los más caros recomendados por los grandes gurús.

¿Hay algún vino español en su guía The Wine Trial?
Sí, hay muchos vinos españoles, de Ribera de Duero, de Penedés, alguno de Castilla-La Mancha; hay bastantes vinos españoles en esta guía.

¿Cree que las opiniones de los prescriptores se alejan verdaderamente de los gustos del público?
No exactamente. El consumidor de vino tiene ya una gran educación en el producto y sabe apreciar un buen vino, pero hay muchísimos vinos que no llegan al consumidor final, que no se decide a probar. El problema es que estos prescriptores se dejan un abanico muy grande de vinos por descubrir. Efectivamente hay muchos vinos exclusivos, vinos que son muy caros gracias a esta fama que le han conferido los gurús, pero no creo que sea una razón para decir que esos vinos son mejores que otros.

¿Cómo podemos romper la barrera de las guías de puntos para dar a conocer un vino de Castilla-La Mancha?
Desgraciadamente los escritores de vino reciben muchas invitaciones para asistir a presentaciones y catas de vino, especialmente en Nueva York y San Francisco, pero no tienen mucha iniciativa en descubrir vinos con una buena relación calidad precio y probar nuevas experiencias; sólo van a degustaciones de vinos de Burdeos de 1960. Desearía que esto fuera diferente, pero desafortunadamente ellos quieren escribir sobre vinos que están puestos en listas, pero no los vinos que la gente realmente consume.

En Castilla-La Mancha hay unos vinos fantásticos y a un precio realmente económico. Esa es una de las cosas buenas de Fenavin, que está dando a conocer a muchos importadores los vinos de esta región, de las denominaciones de origen que hay aquí, lo que puede ser una gran oportunidad, porque lo que estos vinos necesitan es una mayor distribución.





Newsletter

(PRÓXIMAMENTE)

ÚLTIMOS TWEETS

RT @cyldevinos: Ocho bodegas de Ribera del Duero se introducen en China a través de Winexpo Shanghai: ... http://t.co/8Ggd4awpr1
RT @RafaJavega: Misión Inversa de importadores chinos para ASEBOR 2013 http://t.co/CYQp0W8Vd6